Las comisiones de los planes de pensiones: ¿en qué hay que fijarse?

¿Qué son las comisiones de los planes de pensiones?

Los planes de pensiones son una herramienta financiera que se utiliza para la jubilación. Estos planes permiten a los inversores ahorrar un porcentaje de su sueldo en un fondo de inversión que se utiliza para cubrir sus necesidades económicas cuando hayan llegado a la edad de jubilación. La mayoría de estos planes tienen una serie de comisiones que se aplican a los inversores por diferentes motivos. En este artículo vamos a examinar las comisiones de los planes de pensiones y qué cuestiones deben tenerse en cuenta al elegir uno.

Tipos de comisiones

Dentro de las comisiones que se aplican a los planes de pensiones, podemos distinguir varios tipos:
  • Comisión de gestión: Es la cantidad que cobra la entidad financiera por la gestión del fondo. Es una cantidad fija que se aplica sobre el importe total de la inversión. Suele ser del 0,5% al 2% del valor de la inversión.
  • Comisión de depósito: Las empresas financieras también pueden cobrar una comisión por el depósito del fondo. La cantidad suele ser, como máximo, del 0,25% del valor total del fondo.
  • Comisión de suscripción: Esta comisión se cobra al realizar una aportación inicial al plan de pensiones. No siempre se aplica, pero cuando lo hace, suele ser del 1%.
  • Comisión de reembolso: Esta comisión se aplica cuando se saca todo el dinero del fondo. El valor suele ser del 1%. En algunos casos, esta comisión puede disminuir a medida que pasan los años.
  • Comisión de éxito: Algunos tipos de planes de pensiones tienen una cláusula en la que se especifica que, si el rendimiento que se ha obtenido supera un cierto porcentaje, se cobra una comisión de éxito.

Cómo afectan las comisiones a la rentabilidad del fondo

Las comisiones que se aplican a los planes de pensiones pueden tener un gran impacto en el rendimiento del fondo. Incluso dos fondos con los mismos activos pueden rendir de manera muy diferente debido a las diferencias en las comisiones. Es importante tener en cuenta que las comisiones se aplican anualmente, por lo que el impacto de las comisiones aumenta con el tiempo. Si un fondo tiene una comisión de gestión del 1% y otro tiene una del 2%, el segundo cobrará el doble de comisión en 10 años. Ello se traducirá en que, una inversión inicial de 10.000 euros en el primer fondo habría crecido hasta alcanzar los 16.386 euros en 10 años, mientras que en el segundo habría crecido solo hasta los 15.514 euros.

Qué criterios deben tenerse en cuenta al elegir un plan de pensiones

Al elegir un plan de pensiones, existen ciertos criterios que se deben tener en cuenta antes de tomar una decisión final. Estos son:
  • Costes totales: Es fundamental evaluar cuánto costará el plan a lo largo del tiempo. Se debe tener en cuenta la suma de todas las comisiones y los gastos asociados. Los costes se deben comparar con otras opciones del mercado y, además, tener en cuenta las tendencias futuras.
  • Rendimiento histórico: Es importante examinar la rentabilidad del plan de pensiones en el pasado. Una rentabilidad alta no garantiza que se mantendrá en el futuro, pero, por lo menos, es importante tener una idea de cuál es el rendimiento que se ha logrado hasta el momento.
  • Riesgo: Depende de los gustos de cada persona. Si el cliente es cauteloso, un plan que ofrezca rentabilidades bajas pero seguras puede ser conveniente. Si, por otro lado, el inversor está dispuesto a correr riesgos mayores, un plan que ofrezca mayor rentabilidad aunque con mayores riesgos de inversión puede ser adecuado.
  • Tipo de inversión: También es importante elegir un plan de pensiones con un modelo de inversión que se adapte a las necesidades del cliente. Debe de elegirse un plan que invierta en los mercados que al inversor le interesen.
  • Vigilancia: Por último, es importante que se elija un plan de pensiones que esté bien regulado y que se someta a la vigilancia de un organismo supervisor. En España, el organismo encargado de la supervisión y regulación de los planes es la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Conclusiones

En resumen, las comisiones tienen un gran impacto en la rentabilidad de los planes de pensiones y se deben evaluar cuidadosamente antes de tomar una decisión. Además, es importante comparar los precios y las características de diferentes planes de pensiones y tener en cuenta los criterios clave, como el rendimiento, el riesgo y el modelo de inversión. Si se elige bien, un plan de pensiones puede ser una buena inversión para garantizar una jubilación segura.